Preparando café con Eboca: Prensa francesa, el café con más textura

Le cafetière à piston (cafetera de émbolo) es la más popular de Francia, donde fue inventada. Es muy fácil de utilizar y se obtiene un café espectacular pero tenemos que tener en cuenta unas pautas para que no queden demasiadas partículas en suspensión y resulte un poco arenoso.

Obtendremos un café con mucho cuerpo y textura... pero la taza no es limpia. La cafetera perfecta para sentir el café. 

¿Qué necesitamos?

 La cafetera de émbolo
  Unos 14 gramos de café molido grueso (como sal gorda) 
  Agua caliente (unos 20 cl) 
 Un cronómetro

Prensa francesa

¡Allez le café! Nos ponemos

1. Estamos aquí para preparar café como un pro, así que lo primero vamos a pre-calentar la cafetera: ponemos un poquito de agua caliente en la cafetera, que desecharemos. Ya hemos hablado en otras guías de este tema: no romper la estabilidad térmica del café. 

Estabilidad térmica del café

2. Arrêt! paremos un segundo: la molienda. La malla metálica de esta cafetera da pie a que las partículas más pequeñas de café se cuelen por los agujeritos. Por ello, tenemos que moler un poco menos el café: como si fuera sal gorda, más o menos. 

3. Calentar 20cl de agua a 94ºC. ¿No tenemos termómetro? No pasa nada, llevar el agua a punto de ebullición (sin que llegue a hervir) y esperar 30 segundos. Mientras tanto, colocamos el café molido en la cafetera. Si colocas la cafetera sobre la báscula, podrás medir el peso exacto. Si nos ponemos, nos ponemos.

French press

4. Pon el tiempo en marcha y empezamos a verter el agua caliente, con cuidado de que todo el café se moje por igual.

5. En este punto hay paso opcional: la pre-infusión. Consiste en añadir la misma cantidad de agua que de café y dejarlo reposar durante 30 segundos. De este modo se busca hidratar totalmente el café para extraer mayor cantidad de aromas.

6. Verter todo el agua, cerrar la cafetera y esperar 4 minutos (3:30 si se realiza pre-infusión). Pasado este tiempo, presionar el émbolo cariñosamente hasta el fondo de la cafetera.

 7. La última clave para disfrutar de este café. Si dejas el café en la cafetera, el agua sigue en contacto con el café molido y por lo tanto se siguen extrayendo aromas. Sírvelo rápidamente para que no quede demasiado fuerte. 

Este café, por su cantidad de aromas, se debe tomar rapidamente. Si no va a ser consumido inmediatamente, conservar en un termo (nunca en la cafetera). Servir con cuidado para que no caigan los posos. 

¡Ya tenemos todo listo para disfrutar del café a la francesa!

Publicación más antigua
Publicación más reciente
Cerrar (esc)

Ey... ¡Un momento!

Acabas de llegar nuestra nueva página... si nos dejas tu e-mail algo pasará, pero no te vamos a decir todavía el qué. 

Age verification

By clicking enter you are verifying that you are old enough to consume alcohol.

Carrito

Su carrito actualmente está vacío.
Empezar a comprar